Seguinos

Las 13 mejores pizzerías de Buenos Aires

Hace algo de 8 meses empecé a recorrer Buenos Aires en busca de la mejor pizzería, yendo a una distinta cada semana. Hoy, casi 40 pizzerías más tarde, vengo a contarte cuales son las que más me gustaron y por qué, y te recomiendo qué pedir en cada una.

13. Punto y banca

Esta pizzería en Palermo no tiene un gran tamaño, ni tampoco una decoración pintoresca, pero hay algo que los mantiene abiertos hace ya 34 años: Su pizza. La clientela habitual está integrada mayormente por taxistas, que adecuan su rutina para poder deleitarse con unas buenas porciones de fugazzeta o de "punto y banca", el gusto de la casa, que incluye jamón, morrón, aceitunas, huevo y cantimpalo, y debe pesar unos 300 gramos aproximadamente.
Recomendación: pidan la "punto y banca", pero tengan en cuenta que su tamaño es aproximadamente el doble que una porción de media masa regular
Dirección: Honduras 4002 (esquina)

12. Grappa

La pizzería número 12 de la lista es Grappa, ubicada también en Palermo. Su nombre proviene de la popular bebida italiana con alta graduación alcohólica, y la pizza que preparan es a la parrilla, siendo la única del recorrido con esta característica. En Grappa ofrecen una entrada gratis: pan de pizza acompañado con un aceite riquísimo en donde mojarlo.
Recomendación: pizza individual de jamón crudo y rúcula
Dirección: El Salvador 5802 (esquina)

11. El mazacote

Si pasás por el barrio de Monserrat, no te pierdas la oportunidad de probar una de las mejores pizzas de la zona; El mazacote, con más de 30 años de experiencia, ofrece "la pizza cuya receta cambia todos los días". Si, así, como leíste: El mastro pizzero, Mario, aporta mínimos cambios a la receta cada mañana, dependiendo de distintos factores como por ejemplo la humedad.
Recomendación: acompañá tu pizza con "fainazzetta", una especialidad de la casa, que consiste en la clásica porción de fainá con un agregado de cebolla.
Dirección: Chile 1400, esquina San José

10. Los inmortales

No por ser una cadena Los Inmortales bajó la calidad. Con vista al obelisco, en esta pizzería se ofrece más que solo pizza: fotos y cuadros retratan un Buenos Aires del pasado. Es como una cápsula del tiempo, que según dicen, poco cambió desde que abrió en 1945. Su pizza es a la piedra, bien italiana, y hay varios gustos distintos para elegir.
Recomendación: pedir de entrada pan de pizza, que es crujiente y muy rico
Dirección: Av. Corrientes 1369

9. El trebol

La calidad de la pizza al molde de El trebol es tan alta, que nunca precisaron vender otras cosas (como postres, café, etc) para mantenerse abiertos por más de 40 años. Esta pizzería se destaca por los gustos inventados por ellos, que son muy populares: "El trebol", la más potente, consiste en salsa de tomate, muzarrella, roquefort, jamón, tomate en rodajas, longaniza, morrón, anchoas, palmitos, huevo duro y aceitunas.
Recomendación: "rucucú" (jamón crudo y rúcula), "pachá" (panceta y champiñones), y "el trebol" si andás con mucha hambre
Dirección: Av. Ángel Gallardo 3 (Villa crespo)

8. Banchero

Cuando uno entra a esta pizzería, lo primero que lee es, en letras grandes, "creadora de la fugazza con queso". Si bien no se cuanto hay de verdad en esa afirmación, hay probablidades de que esto sea cierto, ya que su primera sucursal fue fundada hace... 120 AÑOS!. Cuando probás la pizza al molde de Banchero, enseguida te das cuenta por qué sigue abierta después de tantos años.
Recomendación: la fugazzetta con queso (obvio), y fainazzetta para acompañar
Dirección: Av. Almirante Brown y Suárez (esquina)

7. Angelín

Angelín, en Villa Crespo, abre únicamente de noche y sirve pizza al molde. Su decoración consiste en algunos artículos de diario colgados en las paredes, que relatan distintas historias sobre esta pizzería. Por ejemplo, una dice que su maestro pizzero, Raúl, recibió una oferta de abrir un local en new york, pero se quedó por que tendría que cerrar el de acá y él no quería eso. Curiosamente, el apellido de Raúl es "Sapis" (¿será el destino?). En Angelín se come parado: Mesas hay solo una, pero hay abundantes barras donde uno puede apoyar su porción de pizza, y por que no, su vaso de moscato.
Recomendación: pizza canchera (solo salsa de tomate)
Dirección: Av. Córdoba 5270.

6. Las cuartetas

Como no vas a ir a la pizzería favorita de Gardel? Las cuartetas tiene historia. Las cuartetas tiene pinta. Pero sobre todo, Las cuartetas tiene pizza. El local ofrece suficiente espacio como para que coma un ejercito entero, y cerca de la puerta hay mesas individuales (una mesita pegada a un banco para uno) para las almas solitarias. Suele ser una gran opción para la gente que va o viene de alguno de los shows de la calle corrientes y quiere disfrutar una pizza en cualquiera de sus modalidades: a la piedra, media masa, o al molde.
Recomendación: fugazzetta rellena, muzzarella
Dirección: Av. Corrientes 838

5. La mezzetta

Si sos un gran fanático de la fugazzetta rellena, ya deberías haber escuchado de la mezzetta. Cada porción de dicho gusto en este local tiene una cantidad descomunal de queso derretido, mucho más de lo que uno puede imaginar. Para controlar que el mismo no se desborde, utilizan unos "topes", que entran en acción ni bien se sacan las pizzas del molde. Su clientela se divide entre taxistas, motoqueros, y fanáticos de la buena pizza, que comen parados en las barras del lugar.
Recomendación: fugazzeta rellena
Dirección: Av. Álvarez Thomas 1311 (Villa Ortuzar)

4. La moderna

La moderna, en San Telmo, sirve a sus clientes como si fueran amigos. Los gustos en la carta son 15, pero uno puede diseñar su propia pizza al molde o de media masa como uno desee. Es un destino común para los turistas, puesto a que es muy atractiva y pintoresca. Fue fundada por los mismos dueños que La continental, pero por diferencias en el estilo se terminaron separando.
Recomendación: muzarella con jamón
Dirección: Humberto Primo 699

3. Pirilo

Conceptualmente, Pirilo no es muy atractivo. Tiene, cuanto mucho, 8 metros cuadrados. Uno no elige la pizza que quiere: Piru, una empleada del lugar, va sacando pizza de lo que se le antoja, y uno puede o no aceptarsela. En un espacio tan reducido, no hay lugar para mesas: Solo hay una barra donde entraran 5 o 6 personas a la vez. Todo esto, en realidad no son cosas malas, sino que en realidad son parte de la magia del lugar. Las porciones de pizza son más grandes que lo habitual, con queso desbordando por todos lados, y al ser al molde, también son muy altas. El fainá es recortado en formas irregulares y acompaña a la pizza armoniosamente. Para conseguir lugar en la barra uno tiene que ingeniarselas, pero de todas formas hay otras alternativas como comer la pizza en la calle o pedirla para llevar. Uno de los lugares más increíbles en los que estuve.
Recomendación: Muzzarella acompañada con fainá
Dirección: Defensa 821 (San Telmo)

2. El cuartito

Hay algo más porteño que el cuartito? Todos alguna vez fuimos o por lo menos oímos de esta clasiquisima pizzería de Buenos Aires. La decoración consiste en múltiples posters de jugadores de futbol, equipos, o incluso alguna que otra pelea importante como Tyson vs Holyfield. La pizza, al molde, alta y grasosa, como me gusta a mi. Los gustos son muchísimos: Desde los clásicos (fugazzetta, muzzarella, anchoas) hasta algunos rebuscadísimos como "pulpo". En este lugar la clientela es muy variada; Uno puede tener a una familia japonesa de un lado, y a un motoquero del otro. Un lugar a donde hay que ir antes de morirse, si o si.
Recomendación: todas son excelentes, pero personalmente me encantó la de panceta
Dirección: Talcahuano 937

1. Guerrín

La mejor pizzería de Buenos Aires, para mi gusto, es Guerrín. Fui varias veces y nunca vi más de 3 mesas vacías, incluso cuando fui a las 7 de la tarde. Cerca de la entrada se encuentran el horno 1 y las barras, donde comen quienes estan apurados y deben seguir con su rutina. La gente con más tiempo sigue hasta el comedor, que tiene 3 pisos. Desde ahí se puede divisar el horno 2: Uno puede ver como se hace la magia, aunque en realidad no hay ningún truco. Guerrín no los necesita. Su atractivo son las pizzas que salen a cada minuto, cada una pensada y hecha con dedicación. Alta, con mucho queso y cebolla doradita, medio crocante, la fugazzetta rellena se lleva todos los premios. Con escribirlo no alcanza: Para que realmente me entiendas, tendrías que probarla.
Recomendación: fugazzeta rellena, "guerrín" (con morrones, y jamón)
Dirección: Av. Corrientes 1368
Seguir leyendo

personas lo están compartiendo

147 personas creen que este artículo es…

Mostrar comentarios

Te puede interesar

Mostrar comentarios

Deja tu comentario