in

Ciudad hostil: cuando la arquitectura se pone en contra de los ciudadanos 😓

Objetos diseñados para incomodarte.

¿Alguna vez escuchaste hablar de arquitectura hostil? También llamada “arquitectura defensiva”, es una forma en la que distintos espacios (tanto públicos o privados), se piensan para incomodar o expulsar gente de ese lugar.

Resultado de imagen para arquitectura hostil

En su mayoría están diseñadas para que las personas que no tienen hogar, no puedan quedarse a dormir ahí.

Imagen relacionada

Suelen ponerse en bancos de plaza, debajo de autopistas o de techos de negocios.

Imagen relacionada

También se diseñan para que nadie pueda sentarse en ese espacio.

Resultado de imagen para arquitectura hostil

Pero lo que llama más la atención, son los lugares de “defensa” contra los “sin techo”.

Resultado de imagen para arquitectura hostil

“En qué clase de sociedad vivimos que la falta de vivienda se resuelve con pinches”

Las ciudades siempre fueron escenario control contra personas o comportamientos “indeseados”.

Recopilación de anti-lugares, algunos bastante imaginativos, por Survival Group

Las barreras arquitectónicas para evitar que las personas duerman en ciertos espacios varían en su apariencia: algunos buscan verse agresivas, otras tratan de disimular su hostilidad.

Sentarse y nada más - Fotos via Chinahush, Dan Lockton and

Este es uno de los ejemplos que puede pasar desapercibido ante la vista inocente: el Camden Bench, un banco que no tiene púas, pinches ni nada parecido, que ganó premios de diseño y se publicita como “inclusivo”

Fue calificado como un “no-objeto”, es decir, se define más por lo que no se puede hacer con él que con lo que sí: está pensado para NO junte suciedad, que el agua NO se acumule sobre el banco, que NO se acueste gente encima, que NO se pueda dejar droga escondida y que NO pueda ser usado por skaters.

Candem Bench: detalle - Foto por Factory Furniture

Ante la masividad de las críticas, los diseñadores declararon: “La falta de vivienda no debería ser tolerada nunca en ninguna sociedad. Si empezamos a diseñar para que estén cómodos, fallamos como sociedad”

Un caso emblemático de la hostilidad fue este banco de plaza que, para que no te pinche, tenés que ponerle una moneda (fue viral en internet y no extrañaría que alguien quiera implementarlo de verdad)

Si te interesa conocer más sobre cómo la arquitectura hostil ejerce control sobre la sociedad a través de la incomodidad, podés leer esta nota y esta otra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cargando…

¿Qué te parece?

La solución de la sequía en Sudáfrica puede estar en la Antártida 🤯

Estos famosos tiene adicciones MUY extrañas 😲