in

Las razones que hizo a la Eurocámara prohibir las cámaras de reconocimiento facial para uso policial

Muchas de las invenciones futuristas están cada vez más cerca de las vidas de las personas, estando presentes hoy día en muchos equipos, incluyendo electrónicos y vehículos. Asimismo, se encuentran en sistemas de persecución de delitos, aunque pese a los múltiples beneficios de estos últimos, el Parlamento Europeo ha prohibido su uso en dispositivos digitales de reconocimiento facial.

//336x280 --> Desktop and Mobile

La Eurocámara aprobó un informe detallado en que se instó a evitar el uso de aparatos que recogerían datos biométricos a través de la Inteligencia Artificial (IA). Esta información podría relacionarse con el ADN, voz en sitios públicos, entre otros.

Según lo expresado por algunos eurodiputados, el parlamento teme que los sistemas de IA empleados en persecuciones policiales sean utilizados para vigilar masivamente a la población. Además, consideran que los algoritmos aplicados pueden sesgar o discriminar.

“La inteligencia artificial ha crecido de manera exponencial en los últimos tiempos, y cosas que se veían solo en libros o películas ahora son una realidad…” expresó el eurodiputado Peter Vitanov. Se espera que su informe sea apoyado en el pleno de Estrasburgo en septiembre.

Cámaras digitales y el reconocimiento facial

De acuerdo a lo expresado por los eurodiputados, las cámaras digitales fabricadas con tecnología de reconocimiento facial deben prohibirse, así como, bases de datos similares a Clearview AI, empleadas por las fuerzas del orden en EEUU.

Estos sistemas pueden violar los derechos fundamentales de las personas. Incluso puntuar a los ciudadanos de cualquier región, para valorar la credibilidad o reputación de una persona.

El reconocimiento facial es una forma de Inteligencia Artificial mediante la cual se identifica o confirma la identidad de una persona. Suele funcionar tanto para imágenes, vídeos o en tiempo real. En la actualidad, se encuentra en la categoría de seguridad biométrica, al igual que el reconocimiento de voz, huellas digitales y retina o iris.

Esta tecnología se usa en combinación con una cámara, la cual detecta y ubica la imagen de un rostro. No importa si es independiente o se encuentra en un grupo de personas. Además, el reconocimiento se puede hacer con la persona de frente o perfil.

Posteriormente, el rostro se analiza mediante un algoritmo y después se hace una conversión de imagen a datos. Para ello, se transforma la información analógica en digital, tomando en cuenta los rasgos faciales de la persona. El resultado se conoce como huella facial y puede ser usado, por ejemplo, para buscar en una base de datos policial y compararla con millones de fotos.

Estadísticas viables

Se espera que la Unión Europea prepare más medidas, con motivo de ponerse al día en materia de IA. Sobre todo, porque la inversión de la región en esta área está lejos de compararse con la realizada en América del Norte (esta supone unos 18.000 millones de euros anuales frente a 3.000 millones de la Unión Europea).

Pese a esto, la Comisión Europea estima que la inteligencia artificial podría generar unos 60 millones de puestos de trabajo, en un plazo de 4 años.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cargando…

¿Qué te parece?

5 actrices que sufrieron anorexia

El vinagre natural que Katy Perry difunde en redes sociales